Museo Salesiano Maggiorino Borgatello

Este museo se halla situado al comienzo de la avenida Bulnes y calle Bories. Fue creado en 1893, por los misioneros salesianos, y se mantiene gracias a contribuciones voluntarias. Es completísimo en todas sus secciones. Hay muestras de etnología, historia, flora y fauna; también cuenta con trabajos de los misioneros, artesanía indígena, fósiles y animales petrificados, herramientas usadas por los aborígenes y fotografías de los mismos, mineralogía, etc. Por el año 1893, los misioneros salesianos afincados en Punta Arenas, dirigidos por el sacerdote José Fagnano, decidieron crear un museo que representara la valiosa riqueza cultural y ecológica de la región. Bajo esa idea surge esta institución que recibió el nombre de su primer director, el padre Maggiorino Borgatello. Ubicado en la avenida Bulnes y calle Bories, junto al santuario María Auxiliadora, el edificio de dos pisos abre sus puertas a todos los visitantes que quieran conocer el pasado de esta región austral. Hasta 1984 el museo ocupaba una superficie de 700 metros cuadrados, que fue ampliada a 1.700 para comprender toda la colección patrimonial.La variada muestra se encuentra diseminada en 4 niveles que, a su vez, se dividen en secciones de etnología, arqueología, historia y flora y fauna, entre otras ramas. Los objetos y documentos de la labor salesiana, las artesanías y utensilios indígenas, junto a fósiles y animales petrificados de la zona también forman parte de la exhibición.

Como era de imaginarse, una de las salas más visitadas es la dedicada a la Patagonia Austral que exhibe una fidedigna recreación de la Cueva de las Manos.La orden salesiana, que desembarcó en Punta Arenas por el año 1887, se propuso iniciar esta tarea de recavar las diversas manifestaciones culturales y sociales de la zona con el fin de construir un museo. El mismo serviría como legado para que las generaciones venideras conocieran las expresiones y modos de vida de los pueblos nativos, de su entorno y del proceso de colonización.Fieles a una minuciosa labor, las diversas salas reflejan la cultura de onas, tehuelches, yámanas y alacalufes, como también el impacto que sufrieron con la llegada de los colonizadores y luego de los pioneros europeos. A su vez, el museo cuenta con ámbitos dedicados a los pioneros, incluyendo la época de la fiebre del oro que marcó la región a fines del siglo XIX.

Vistas:

Dale me gusta

yo Written by:

Cristóbal Chávez: Estudiante de periodismo de la Universidad de Chile. Creador de Chile Sorprendente. Búscalo en Twitter como @Leo_ChavezB

Comentarios

  1. Nice post and this mail helped me alot in my college assignement. Thanks you for your information.